grisis
30jul
0Comentarios

En los tiempos de bonanza, cuando los recursos se consideran ilimitados, el tiempo es una variable relativa y la falta de calidad un detalle sin importancia, todo el mundo sabe gestionar proyectos. Sin embargo, es en la crisis, cuando escasean los recursos, el tiempo es un factor crítico y la calidad fundamental para “vender” el producto, cuando el Director de Proyectos se hace más importante para ser eficientes.

Muchos de los proyectos han fracasado por motivos internos y no por datos macroeconómicos, algunas de las razones han sido:

· Planificación insuficiente.

· Liderazgo débil en todos los niveles.

· Continuos cambios de alcance.

· Metodología inexistente o parcialmente aplicada.

· Mala gestión de los stakeholder.

· Inadecuada gestión de riesgos.

· Altos costos de mantenimiento.

· Comunicación inadecuada.

 La crisis debe de servirnos para parar un poco y pensar en cómo dar respuesta a la situación actual y corregir los errores.  Crear una cultura que permita la planificación y seguimiento eficaces de los proyectos, así como el cumplimiento de los compromisos en tiempo, calidad y costo presupuestado:

· Mejorar la coordinación entre las áreas responsables del proyecto con aquellas involucradas en el desarrollo

· Lograr la contabilidad por proyecto que brinde la oportunidad de valorar el costo incurrido de los proyectos

· Establecer los criterios para justificar el emprendimiento de un proyecto

· Dar visibilidad continua al desarrollo de cada proyecto, permitiendo prever las desviaciones e implantar decisiones oportunas para su gestión

· Gestionar los riesgos mediante la identificación e implementación de planes de acción.

En su teoría sobre el origen de las especies, Charles Darwin afirmó que, en un mundo en continua evolución, “no sobrevive la especie más fuerte, ni la más inteligente. La única que sobrevive es la que mejor se adapta a los cambios”. No podemos dejar de construir el futuro por el miedo al fracaso, se trata de adaptarse y evolucionar.  Si las cosas ya no se pueden hacer como antes, es necesario hacerlas de otra forma, la implementación de una gestión de proyectos tiene es aun un campo por explorar en muchos sectores. Podemos hacerlo mucho mejor, es nuestra responsabilidad.